miércoles, 19 de marzo de 2008

Yo soy telcel, y me gusta la mala vida

Portabilidad numérica.
La democracia, también tendrá número telefónico.

Si vives en México, y tienes una línea de renta fija celular, ¿Cuantas veces te ha pasado que quieres golpear al empleado de Telcel cuando te dice que no hay ni forma de quitarte un cargo que no hiciste en tu línea celular? Seguramente no tuve que especificar que si eras Telcel o no, la pura probabilidad me evita tener que hacer la aclaración.

Tal vez este no sea tu caso justo tu caso, pues tienes una línea amigo kit, pero lo mismo te puede pasar si es que de pronto tu saldo desapareció, o sientes que el saldo "se fue como agua". No hay nadie que te responda. Personalmente me molesta que uno se vuelve bastante "acomedido" y aprendes a que no te moleste tener tan terrible servicio de esta empresa. Creemos que nos lo merecemos y nada mas. No hay vuelta de hoja, es evidente que no somos exigentes. Para muestra de esto, basta pararse un domingo cualquiera, a las 5 de la tarde, donde hay gente formada como para las tortillas, para poder entrar a uno de sus centros de atención.
Alguna vez, yo en esta misma fila, después de esperar alrededor de 40 minutos para ser atendido, le pregunte al "representante" si alguna vez se ponían agresivos los "clientes", y me contestó que si, y que de hecho, en alguna ocasión, había sido amenazado para ir a pelear al estacionamiento.

En esos momentos de furia, es cuando deseas querer romperles el contrato en la cabeza e irte con la competencia. Y con justa razón, pues te tienen amarrado literalmente de "los huevos" y hasta se jactan de tener una campaña publicitaria donde hacen alarde de sus prácticas monopólicas bajo la consigna "yo soy Telcel, y todos los que conozco también".

Es de entenderse esta mentalidad, pues por más que exista competencia en telefonía celular o local, con un jugador que tiene más del 80% del mercado, no hay mucho espacio para que les hagas torcer su brazo si no eres el fuerte, y en cambio, el fuerte, siempre podrá aplicar técnicas sucias, como no hacer entrega de mensajes a otros operadores, cobrar mucho más caro la conexión con esos operadores, etc.

Lo mismo pasa con Telmex (quien es operada por el mismo grupo), proveedor de servicios de telefonía local, y con un sistema de renta que te amarra de por vida, pues una vez que tienes tu línea, no querrás perderla por cambiarte por otro proveedor, a pesar de que este te ponga hasta alfombra roja para que entres a sus tiendas.

En fin, al parecer, ya muy pronto esto se acabara. Pues desde hace algunos meses se está cocinando entre la Cofetel y las empresas proveedoras de servicios de telefonía en México una alternativa para para todos los que odiamos empresas como Telmex o Telcel, y ahora si no te importe cancelarles el contrato sin perder tu línea, el día en que te maltratan, basta con llamar a la competencia y hacer el cambio.

Evidentemente esto tiene que provocar un cambio medular en empresas que actúan de esta forma, y enfocar sus esfuerzos además de proveer el servicio, hacerlo bien, y de buen modo. Pues al final, como dice aquel viejo dicho, el cliente es el que manda.

1 comentario:

Anónimo dijo...

CHEKTE ESTO HTTP://MASTERCEL.BLOGSPOT.COM
LA PARTE DE LA PORTABBILIDAD