miércoles, 19 de marzo de 2008

¿Piensas actualizar tu Mac y ponerle Leopard?


Desde el release de el nuevo sistema operativo Mac, Leopard, caí en la tentación y lo primero que hice fue correr a una tienda para conseguir una copia original para mi Macbook, con quien apenas tenía 3 meses de compartir con ella, pero la idea de que mi sistema operativo era considerado una versión viejita, me impulsó a comprarlo. Claro, despues de haber visto las casi 2 horas de presentación con cada una de sus nuevas funciones, que en el video las pintan como revolucionadoras, nunca antes vistas, etc.

En fin, pagué mis €125 euros, que es un equivalente a aproximadamente $1850 pesos mexicanos. A pesar que un profesor me ofreció la versión alternativa (pirata) sin costo alguno, preferí comprar el software y no correr ningun riesgo.
Sinceramente no se cual sea el sistema que Apple utilize para verificar la autenticidad de el software, probablemente creen en la buena voluntad de sus usuarios y por eso no te piden numeros de serie, facturas, codigos, etc como lo haría Microsoft.

Despues de algunas horas que tomó instalar Leopard sobre Tiger, todo quedó a la perfección. Los pequeños trucos que aparecían en la presentación de Mac, pues si estaban ahi, ya una vez en tu Mac, pues no se ven tan sorprendentes, sin embargo era de esperarse, Apple tiene la habilidad de poder venderte piedras como diamantes si es que asi lo desean.
Las funciones de iChat, donde puedes usar un fondo en movimiento es chistoso, obviamente no funciona de maravilla, como es prometido, sin embargo funciona.
Lo que es deverdad revolucionario, es el sistema de TimeMachine, donde puedes ir a tu disco de respaldo cuantas veces quieras. La función de ver imágenes con sólo presionar la barra de espacio, es increible, el orden en que aparecen las carpetas, tipo coverflow es maravilloso, etc.

En general puedo decir que si funciona mucho mejor que el anterior OS, siiiiin emabrgo, como todo en la vida, esto tiene un precio. El sistema es muy inestable.
Pide actualizacicones críticas al menos una vez a la semana, se congela, te pide reiniciar (me suena a Windows), truenan los programas (más Windows), hay un bug con el teclado, etc.
Hay de verdad días en que he soñado con que ojalá nunca hubiera hecho la actualización. Me tiene aterrado esto el realidad, pues se que una vez que haces el cambio, ya tampoco puedes regresar, mi alternativa sería reiniciar todo, dandole un format, perder mi info, etc. Y ni así podría ser igual, pues ya estoy acostumbrado a las nuevas funciones, que de verdad, son increibles. A lo que no me puedo acostumbrar, es a tener tan mal desempeño de todo lo demas.
Probablemente mi error fue comprar una Macbook pocos meses antes del release del OS, y entonces no viene suficientemente preparada para ejecutar correctamente ese sistema, apesar de que en esa presentación que me enamoró, tambien aseguraban que funcionaría a la perfección.
En fín, creo que este post es más una carta de auto-resignación que una guía para saber si te aconsejo o no actualizar, tengo el corazon partido.
¡Saludos!

No hay comentarios.: